Coches clásicos o “Vintage”

+

Los coches de época se definen generalmente como los vehículos que fueron fabricados hasta el final de la Primera Guerra Mundial. Hay algunas variaciones, aunque, se puede considerar que la época dorado de estos vehículos va desde el año 1925 al 1930. Debido a la gran demanda de coches de época y a su alto coste de mantenimiento estos vehículos son bastante caros, especialmente si se mantienen en un perfecto estado.

A partir de los años 30 los coches de época se caracterizan por la introducción de muchas innovaciones que los convierten en vehículos más cómodos, es a partir de entonces cuando se anunciaban la llegada de los automóviles más reconocidos por el gran público. Estas nuevas aportaciones al sector del automóvil permitió que los coches incluyesen de serie el frenado en las cuatro ruedas, así como el uso de frenos con mando hidráulico y la dirección asistida para un mejor manejo. El octanaje del combustible también se introdujo para que las personas pudiesen comparar entre los diferentes combustibles.

Los coches clásicos son los coches que pueden pertenecer a un período un poco más tarde que el de los coches de época, pero el período exacto de estos coches no está claramente definido. El Club de Automóviles Clásicos de América, sin embargo, sostiene que sólo los coches fabricados antes de 1948 puede calificarse de ser clásicos. El club mantiene una lista de todos los coches clásicos y los miembros pueden presentar una petición para incluir otros coches en la lista. Para el Club de Automóviles Clásicos de América los coches reconocidos como clásicos fueron construidos en una cantidad muy limitada y eran relativamente caros cuando eran nuevos. Se dice que representan un pináculo de la ingeniería, del estilo y del diseño de esa época.

En algunos países cualquier coche mayor de 25 años se puede definir como clásico. Por ejemplo, en el Reino Unido, la fecha límite es el 1 de enero de 1973.

Pero si hay una época donde hay un estilo muy marcado son los coches clásicos de antes de la Segunda Guerra Mundial, con guardabarros desmontables, con una carrocería, faros y una parrilla vertical con un tratamiento muy peculiar. Estas características casi desaparecieron después de la Segunda Guerra Mundial.

Los coches de época y coches clásicos son objetos de colección y, a menudo es una cuestión de orgullo para la gente que los conduce. Sin embargo, se debe tener mucho cuidado ya que algunas de las características básicas de seguridad de todos los coches modernos son inexistentes en estos coches. Si decides alquilar un coche clásico a través de nuestra web recuerda que estos autos no incluyen cinturones de seguridad, zonas de deformación o de protección antivuelco. También el manejo y el frenado de estos coches no es tan eficaz como la de los coches modernos…